Charles Boyer (1897-1978)

Charles Boyer nació el 28 de agosto del año 1897 en Figeac (Francia). Destacó en principio en el mundo del teatro y posteriormente en el cine dorado de Hollywood, en especial en papeles de galán romántico aprovechando sus características físicas y procedencia francesa. Como estudiante no perdió el tiempo y se licenció en Filosofía por la prestigiosa Universidad de la Sorbona, además de estudiar Interpretación en la misma capital francesa. Su gusto por el mundo del teatro le llevó a establecerse en los escenarios durante toda la década de los 20 y en menor medida en el cine galo, debutando con la película “L’Homme Du Large” (1920). Más tarde apareció en otros títulos como “Chantelouve” (1921) o “La Ronde Infernale” (1927). A principios de los años 30, Charles Boyer inició su carrera en Hollywood con títulos como “The Man From Yesterday” (1932), co-protagonizada por Claudette Colbert, o “La Pelirroja” (1932) con Jean Harlow. A medida que la década avanzaba, Boyer fue ascendiendo al estatus estelar gracias a films como “Mundos Privados” (1935) de Gregory La Cava, “Sueños De Príncipe” (1936) de Anatole Litvak o “El Jardín De Alá” (1936), película basada en una novela de Robert Hichens en la que compartió créditos con Marlene Dietrich. Por “María Walewska” (1937), una película de Clarence Brown protagonizada por Greta Garbo en la que Boyer interpretó el papel de Napoleón Bonaparte, obtuvo su primera candidatura al Oscar. La estatuilla se la llevó Spencer Tracy por “Capitanes Intrépidos”. Los años 30 terminaron para el actor francés con títulos como “Cena De Medianoche” (1937), “Tovarich” (1937), “Argel” (1938), film dirigido por John Cromwell por el que obtuvo una nueva nominación al Oscar, o “Tú y Yo” (1939). Estas películas hicieron de Charles Boyer uno de los principales galanes de la época.

En el año 1942 le concedieron un Oscar honorífico por ayudar en la creación de la French Research Foundation en California y en 1944 le volvieron a nominar al mejor actor por el thriller psicológico “Luz Que Agoniza” (1944). En la década de los 40 brilló también en “El Cielo y Tú” (1940) al lado de Bette Davis, “Su Vida Íntima” (1941) junto a Margaret Sullavan, “Si No Amaneciera” (1941), “Seis Destinos” (1942), “La Ninfa Constante” (1943) con Joan Fontaine, “Al Margen De La Vida” (1943) con Barbara Stanwyck, “Otra Vez Juntos” (1944) con Irene Dunne, “Agente Confidencial” (1945) con Lauren Bacall, “El Pecado De Cluny Brown” (1946) con Jennifer Jones, “Venganza De Mujer” (1947) junto a Ann Blyth, o “Arco De Triunfo” (1948). Fue uno de los actores mejor acompañados en pantalla de la historia del cine. En su madurez el prestigio como actor de Charles Boyer siguió in crescendo gracias a su enorme clase como persona e intérprete. Su última película fue “Nina” (1976), en donde volvió a coincidir con Ingrid Bergman y con Vicente Minnelli. Charles Boyer solo contrajo matrimonio en una ocasión, en el año 1934 con Pat Paterson (actriz de películas como “52nd Street” o en “Idiot’s Delight”, nacida en 1910) de la que estaba profundamente enamorado, tanto que cuando ella falleció a los 68 años de edad víctima del cáncer en el año 1978, Boyer no pudo resistir su ausencia y se suicidó con una sobredosis de barbitúricos poco después, el 26 de agosto de 1978, a dos días de cumplir los 81 años. Está enterrado en el Cementerio Holy Cross, de Culver City (California). Su único hijo, Michael, también se suicidó, en este caso en el año 1965 con solo 21 años, tras ser abandonado por su novia, Marilyn Campbell.

FILMOGRAFIA SELECTA:

VIDEO BIOGRAFIA:

Recomendados para tí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.