Este western está ambientado en los años posteriores a la Guerra de Secesión. El protagonista, Johnny Hawks (Kirk Douglas, ‘Senderos de gloria‘), es un hombre prudente que está acostumbrado a tratar con los indios.

Una caravana de colonos se va a trasladar a Oregón pero el viaje es muy peligroso, ya que atravesarán territorio sioux. Estos nativos odian al hombre blanco porque desde que colonizaron esas tierras les han traído todo tipo de perjuicios. Con el fin establecer la paz envían a Johnny para que hable con los indios y no les causen ningún problema en la travesía.

En un principio todo marcha con armonía hasta que el avaro Wes Todd (Walter Matthau) y su compinche provoquen un grave conflicto. Para ello asesinan al hermano del jefe de la tribu con el fin de poner en peligro a toda la caravana. De este modo pretenden hacerse ricos explotando la mina de oro que hay en esta zona. Johnny Hawks tendrá que hacer todo lo posible para restablecer la paz en el lugar.