James Stewart

James Maitland Stewart Fue el  hijo mayor del matrimonio entre Alexander Maitland Stewart, y Elizabeth Ruth Jackson, presbiterianos, y de origen escocés, regentaban un negocio ferretero  vino al mundo el 20 de mayo de 1908 en Indiana, Pennsylvania, y en su infancia pasaba gran parte de su tiempo libre en el sótano de su casa, haciendo trabajos de química, y confeccionando modelos de aviones o dibujos sobre mecánica. Su primera interpretación fue en el teatro, en la obra “The Wolves” Se integró en el Princeton Charter Club, que lo llevó a ser invitado al University Players, en el que conoció también a Henry Fonda. Stewart se sintió atraído por Margaret, Sullivan quien llego a ser su mujer. Stewart, con el apoyo de su amigo, y de la actriz y famosa columnista Hedda Hooper, pudo realizar una prueba para la Metro Goldwyn Mayer. En abril de 1935, firmó un contrato por siete años con dicha productora. Su primer papel para la pantalla fue “The Murder Man”, al lado de Spencer Tracy, Apareció en diversos films, pero hasta el año siguiente, en “After the Thin Man”, no tuvo un papel suficientemente importante.El éxito le llegaría de la mano de Frank Kapra, con “Vive como quieras”, co-protagonizada con Jean Arthur. En 1940, con “Historias de Filadelfia”, de George Cukor, lograria el Oscar al mejor actor. “No puedo vivir sin ti”, de Clarence Brown, de 1941, fue su último trabajo antes de incorporarse al ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Sirvió como piloto de bombardero, alcanzando en esos cuatro años de servicio el rango de coronel. Acabada la contienda, continuó en la reserva, y llego a obtener el grado de general de brigada. Su regreso a la vida civil y al cine, lo marcó en 1946, “Que bello es vivir”, de Capra, en la actualidad todo un clásico, y que también le proporcionó otra candidatura al Oscar.

Su versatilidad fue aprovechada por los grandes directores del momento, y trabajó entre el final de los años cuarenta y principios de los cincuenta, en producciones que marcaron hitos en aquel tiempo, y que se convirtieron en clásicos que han llegado hasta el presente. Algunos de esos títulos: “La soga” (1948), de Alfred Hitchcock, “El invisible Harvey” (1950), de Henry Koster (que le valió otra nominación en los Oscar de aquel año), “Winchester 73” (1950), de Anthony Mann, “Horizontes lejanos” (1952), del mismo director, “El mayor espectáculo del mundo” (1952), de Cecil B. De Mille, “La ventana indiscreta” (1954), de nuevo a las órdenes de Hitchcock, “El hombre de Laramie” (1955), de Mann, “El hombre que sabía demasiado” (1956), y “Vértigo” (1958), las dos nuevamente de Hitchcock, y “Anatomía de un asesinato” (1959), dirigida por Otto Preminger, por la que fue nuevamente nominado al Oscar.
Los años sesenta,  marcaron el declive en su carrera, aunque con excelentes trabajos en no menos excelentes películas. A las órdenes de John Ford, rodó dos magníficos westerns: “Dos cabalgan juntos” (1961), y “El hombre que mató a Liberty Valance (1962), y también ese año, participó en el épico film “La conquista del Oeste”, que reunía a acreditados nombres dentro del campo de la dirección y a un selecto plantel de actores.Galardonado con multitud de premios, en 1985, la Academia de Hollywood le otorgó un Oscar honorífico por el conjunto de su carrera. James Stewart, considerado uno de los mejores actores más representativos de la Epoca Dorada de Hollywood, nombrado el tercer Mejor Actor de Todos los Tiempos por la American Film Institute. La imagen de hombre corriente, bueno, sencillo, e íntegro que proyectaba en la pantalla, ganó las simpatías de los espectadores de su época, y aún sigue cautivando a los que lo vemos ahora en alguna de sus peliculas. Se casó en 1949 con Gloria Hatrick McLean, con la que permaneció unido hasta la muerte de ella, ocurrida en 1994. Gloria había aportado dos hijos de un anterior matrimonio, y de este, nacieron dos hijas gemelas. Falleció el 2 de julio de 1997, a los 89 años, en su casa de Beverly Hills, a causa de una parada cardiorrespiratoria, complicada con un tromboembolismo pulmonar,sufrio durante años problemas respiratorios, y los últimos años, padeció de Alzheimer.

FILMOGRAFIA SELECTA:




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*