CASABLANCA

Título original: Casablanca
Dirección: Michael Curtiz
País: Estados Unidos
Año: 1942
Duración: 102 min.
Género: Drama, Romance
Reparto: Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Paul Henreid, Claude Rains, Conrad Veidt, Sydney Greenstreet, Peter Lorre, S.Z. Sakall, Madeleine LeBeau.
Guión: Julius J. Epstein, Philip G. Epstein, Howard Koch
Distribuidora: C.B. Films
Productora: Warner Bros. Pictures
Presupuesto: 950.000,00 $
Departamento musical: Hugo Friedhofer, Leo F. Forbstein
Dirección artística: Carl Jules Weyl
Efectos especiales: Lawrence W. Butler, Willard Van Enger
Fotografía: Arthur Edeson
Maquillaje: Perc Westmore
Montaje: Owen Marks
Música: Max Steiner
Producción ejecutiva: Jack L. Warner
Sonido: Francis J.

SINOPSIS:
La época: la Segunda Guerra mundial. El lugar: Casablanca, una ciudad de fácil acceso pero casi imposible de abandonar, especialmente si tu nombre se encuentra en la lista de los hombres más perseguidos por los nazis. El principal objetivo de los invasores es el líder checho y héroe de la resistencia Victor Laszlo, cuya única esperanza es Rick Blaine, el propietario del “Rick”s Café”, un hombre que no arriesga su vida por nadie… excepto por Ilsa. Ambos encarnan a unos antiguos amantes que vuelven a unirse brevemente en el caos de la guerra. Cuando Ilsa se ofrece a cambio de un visado que consiga sacar a Laszlo del país, Rick deberá elegir entre su propia felicidad o el idealismo y las numerosas vidas que podrían salvarse.



COMENTARIOS:
Al parecer, Michael Curtiz habría dirigido la historia sin un guión definido. Todavía la última edición del Guinness book of film, de 1998, afirma: “El triunfo de Casablanca es aún más valioso porque el guión fue escrito en el plató día a día, y cuando comenzó el rodaje, el desenlace de la trama era aún desconocido para los actores tanto como lo es para el espectador”. La verdad es que existía un guión muy definido escrito por Julius e Irving Epstein, en cuyo único final Bogart sacrificaba su amor para permitir a Ingrid Bergman y a Paul Henreid escapar de la persecución nazi. Sin embargo es cierto que Curtiz pretendió que no sabía el final, con el objetivo de que los actores tuvieran el mismo desconcierto que sus personajes en cuanto al destino que les esperaba. Sólo Bogart lo sabía dado que su contrato de gran estrella le daba el derecho de aprobar el guión. Cuando la gente salía de los cines de ver la película, pedían una continuación. Aunque la Warner Bros se lo pensó, el productor David O. Selznick dijo que no prestaría a Bergman para una secuela. Para la escena final del avión, se usaron enanos, para que pareciera que estaban lejos. La película se filmó íntegramente en Hollywood, en foros. Todo el mundo jura que se filmó en Marruecos, tanto es así, que se llenaba de turistas que querían tomarse un trago en el bar de Rick, que no existía. Es por eso que el municipio tuvo que construir dos bares frente a la plaza: el bar de Rick, y el “Blue Parrot”, para que los turistas se fueran satisfechos.

 


VER ONLINE


[copyright] [the-year] [site-name] Diseño J@miWebs